El lugar de descanso de los habitantes del veril.

Desciende con nosotros a un veril incomparable situado entre Lanzarote y la isla de La Graciosa, donde con el paso del tiempo el mar ha abierto una cueva que hoy día sirve de refugio a innumerables especies. Jureles de gran tamaño, meros, sargos y chuchos son algunos de los residentes que te acompañarán en esta inmersión donde también podrás observar un pequeño jardín de Gorgonias y con suerte localizar las gambitas que en ellas habitan. Todo un deleite para la vista, ¡ven y descúbrela!

 
 

Nivel de dificultad: Bajo.

Profundidad mínima: 18 metros.

Profundidad máxima: 20 metros.

Acceso: Mediante embarcación.

A destacar: Paisaje y vida.